Aleaspero - Control de Calidad y Servicio

Todos los artículos que salen de los talleres de Alea Spero pasan un exhaustivo control de calidad, asegurándonos que todo producto que llega a nuestros clientes es un producto de alto standing con una terminación exquisita. Todos ellos son: puro Alea, pura artesanía.

Dicen que el Cuero envejece como el vino, cuantos más años mejor, pero esto solo es así si le damos el cuidado que necesita.

Consejos para un buen cuidado de la piel.

Antes de comentar sus aspectos sepamos que significa “piel”:

Capa de tejido resistente y flexible que cubre y protege el cuerpo del ser humano y de los animales.

Una vez curtida se convierte en cuero o piel curtida, que con un poco de cuidados puede pasar de generación en generación en perfecto estado.

La piel se subdivide en dos:

El cuero o flor es la parte exterior y más noble del animal. El llamado nobuk o ante, es la parte de debajo del cuero e igualmente noble.

Por último, tenemos el serraje o afelpado que es la parte mas profunda de la piel y menos noble.

Dependiendo de cada una de ellas, la limpieza y mantenimiento es distinto.

Dicho mantenimiento para ambos casos solo se hará cuando lo requiera pues una limpieza intensiva con lleva también al deterioro de la misma.

El Cuero:

El secreto para conservar en buen estado el cuero es una buena hidratación. Sin ella la piel pierde su maleabilidad y aparecen grietas, así como manchas.

Para ello primero se debe limpiar. Pase un paño suave y humero para retirar el polvo o suciedad superficial. Sin dejar secar pasar inmediatamente otro paño suave y seco. Una vez hecho si el resultado es el correcto dejaremos transpirar la piel por unas horas para posteriormente dar la protección o crema. Hay muchas cremas en el mercado utilice la correcta para obtener los mejores resultados. Si con el paño húmedo no termina de salir toda la suciedad, utilice un limpiador de pieles (en el mercado hay muchos) para ello tenga en cuenta que son más agresivos con lo que hay que tener mas cuidado al usarlos. Una vez hecho la hidrataremos de la misma forma que antes.

El afelpado (aquí incluiremos el ante, nobuk y serraje):

Al ser pelo la limpieza y conservación es distinta a la del cuero.

La limpieza la haremos con un paño suave y humero seguido de otro seco y suave. A continuación, pasaremos un cepillo suave haciendo círculos con una leve presión.

Para la hidratación buscar un producto específico para afelpados tipo nobuk o ante que suele ser en aerosol.
Consejos para una larga vida para todo tipo de piel.

Evitar las rozaduras o arañazos la piel es un material noble y delicado como la humana, pero ya no tiene la capacidad de regenerarse, por lo que los arañazos producidos serán imposibles de quitar.

Evitar dejar expuesta largos periodos al sol, pues al ser un material orgánico y natural la radiación le afecta negativamente.

Evitar el agua. Si se moja secar rápidamente con un paño suave y seco para quitar el exceso de humedad, dejándolo transpirar para su total secado lejos del sol y fuentes de calor.

No guardar en bolsas de platico. Como ya hemos dicho antes es un material natural y orgánico por lo que respira. El plástico no tiene esta propiedad por lo que guardar dentro de el es contraproducente pues puede salir moho o manchas.

Cuando tengas pensado guardar rellénalo con papel (como periódicos) haciendo bolas para que mantenga su forma original y evitar dejar peso encima metiéndolo en una caja de cartón.

El mensaje se cerrará después de20 s
Ajax Cargando